eu_historia_017_01p.jpg

lanzon_chavin.jpg
europe_1000.jpg
Amenazada por la expansión musulmana, que cerró la comunicación por el Mediterráneo, y las oleadas migratorias de los siglos IX y X, la Europa cristiana redujo sus contactos con el exterior. Las ciudades se despoblaron y en el campo se fueron configurando unas nuevas relaciones entre los campesinos y sus señores.

Las nuevas invasiones

Coincidiendo con el declive del Imperio carolingio (ver t16), la Europa occidental se vio sacudida por una oleada de invasiones en los siglos IX y X.
    • Los musulmanes amenazaban por el Sur. La Marca Hispánica contenía su penetración desde la península Ibérica hacia los reinos francos, pero quedaban libres las vías marítimas. Los piratas sarracenos ocuparon las Baleares, Córcega y Sicilia, y desde estas bases se dedicaron a saquear las costas cristianas.
    • Los normandos o vikingos, hábiles navegantes, iniciaron su expansión desde el Norte, procedentes de las costas de Escandinavia:
      • Los suecos dominaron la costa oriental del mar Báltico y ocuparon la región de los grandes lagos. Entre ellos, los llamados varegos remontaron el río Dniéper, crearon el reino de Rus, con capital en Kiev, y llegaron hasta el mar Negro.
      • Los piratas daneses saquearon las costas francas hasta que formaron núcleos estables en Normandía e Inglaterra que fue conquistada en el año 1013.
      • Los noruegos se instalaron en Irlanda y Escocia y a continuación en las islas Orcadas, Shetland, Feroe e Islandia. En el siglo X, el islandés Erik el Rojo descubrió Groenlandia, y su hijo Leif llegó hasta la península americana del Labrador (Vinland).
    • Por otra parte, los magiares, hábiles jinetes, entraron en Europa desde el Este y devastaron las tierras de Alemania, Flandes, Francia e Italia, en la primera mitad del siglo X.

El inicio del feudalismo

La inseguridad creada por las invasiones y la ausencia de Estados fuertes y centralizados propiciaron la huida de la población de las ciudades hacia el campo, en busca de la protección de los nobles. A cambio de esta protección, los campesinos trabajaban las tierras de sus señores gratuitamente, lo que acentuó la tradición germánica de sustituir los vínculos políticos por los lazos de dependencia personal.
La mayoría de las tierras se concentraban en grandes fincas o dominios señoriales, propiedad de algún noble o de la Iglesia. El gran dominio se dividía en:
    • la reserva señorial, controlada directamente por el señor;
    • y, los mansos o parcelas cultivadas por los campesinos para su sustento.
Los campesinos estaban obligados a entregar al señor una parte de su cosecha y a trabajar en la reserva gratuitamente. Algunos campesinos eran siervos y estaban vinculados a la tierra, de manera que si ésta cambiaba de dueño, ellos debían aceptarlo como su nuevo señor.
Los señores disfrutaban de amplios derechos sobre sus siervos, incluida la administración de justicia y el reclutamiento militar.

El papel de la Iglesia

Junto con los señores y los campesinos, el otro pilar de la sociedad en los siglos oscuros era la Iglesia, que también participó en el sistema feudal como propietaria de tierras e institución con poderes jurisdiccionales sobre éstas.
Tras la coronación de Carlomagno por el Papa de Roma, la Iglesia de Occidente se vinculó estrechamente al reino franco, mientras que se apartaba de la Iglesia bizantina. En el año 817, el patriarca de Constantinopla, Focio, abandonó la obediencia a Roma, y en el año 1054 se consumó el cisma o ruptura entre ambas iglesias.
Una de las consecuencias de las invasiones de los siglos IX y X fue la destrucción y el saqueo de muchos monasterios. Las obras de arte y las bibliotecas se dispersaron y muchos monjes murieron o tuvieron que huir.
El esfuerzo cultural realizado durante el Imperio carolingio se desvaneció, y los monasterios, sometidos a la influencia de los señores feudales, conocieron un proceso de secularización y relajación de la vida religiosa.
orden cluniacienseClunyPaparegla benedictina
En el año 962, Otón I el Grande derrotó a eslavos y húngaros y organizó las marcas para defender la frontera oriental. Fue coronado emperador en Roma y fundó el Sacro Imperio romano germánico, que se consideró sucesor del Imperio carolingio.

Fechas clave

    • 800 Los noruegos ocupan las islas Orcadas y las Feroe. Los suecos comienzan a asentarse en la región del lago Ladoga.
    • 827 Los musulmanes inician desde África la conquista de Sicilia.
    • 840 Comienzan las invasiones noruegas a Inglaterra e Irlanda.
    • 844 Los daneses atacan las costas de Asturias y Portugal.
    • 846 Los musulmanes saquean Roma.
    • 859 Incursiones danesas en Baleares, Provenza y Toscana.
    • 860 Los noruegos descubren Islandia.
    • 862 Los suecos, al mando de Rurik, penetran en la región de Nóvgorod.
    • 882 El sueco Oleg el Sabio crea el reino de Rus.
    • 896 Los daneses se establecen en la desembocadura del Sena.
    • 906 Moravia es arrasada por los magiares.
    • 955 Otón I el Grande, rey de los sajones, vence a los magiares y a los eslavos.
    • 962 Otón I es coronado emperador en Roma por el Papa Juan XII. Se crea el Sacro Imperio romano germánico.
    • 982 Otón II es derrotado por los musulmanes cerca de Tarento. Erik el Rojo descubre Groenlandia.
    • 1000 Escandinavia se cristianiza. Los noruegos, al mando de Leif Erikson, llegan hasta Vinlandia.
    • 1013 Los daneses conquistan Inglaterra.
    • 1040 Los normandos inician la conquista de la Italia meridional.